Blogia
ursulapulido

¡LOS DE HHSS TAMPOCO QUEREMOS EXAMEN!

“Cuando grupos en conflicto entran en contacto bajo con­diciones que incluyen metas que obligan a dichos grupos, pero que no pue­den ser alcanzadas únicamente con sus propios esfuerzos y recursos por un solo grupo, los grupos tenderán a cooperar para conseguir esa meta supraordinada.  

Nuestra definición de meta supraordinada hace énfasis en que es inalcanzable por un grupo aisladamente; así pues, no tiene el mismo signifi­cado que una meta común.

Otra implicación de esta definición es que una meta supraordinada reemplaza a otras metas que cada grupo puede tener, in­dividualmente o en común con otros; así pues, su consecución puede exigir la subordinación de metas individuales a comunes. La cooperación entre los grupos que surge de una serie de metas supraordinadas tendrá un efecto acumulativo para la reducción de la distancia social entre ellos, cambiando actitudes hostiles y estereotipos y por tanto reduciendo la posibilidad de conflictos futuros entre ellos.” 

Teoría e investigación en la Psicología Social actual

José Ramón Torregrosa   

La palabra conflicto, según el Diccionario de la Real Academia Española, tiene distintas acepciones o significados: 

  1. Combate, lucha, pelea (úsase también en sentido figurado).
  2. Enfrentamiento armado.
  3. (Figurado) Apuro, situación desgraciada y de difícil salida.
  4. (Figurado) Problema, cuestión, materia de discusión.
  5. (Desusado) Momento en que la lucha es más dura y violenta.
  6. (Psicología) Coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo, capaces de generar angustia y trastornos neuróticos // colectivo. El de orden laboral, que enfrenta a trabajadores y empresarios.

 La primera y segunda acepción la podemos aceptar en su sentido figurado, aunque en ocasiones los conflictos en el entorno de trabajo lleguen a peleas y agresiones fí­sicas, pero, afortunadamente, son la excepción y surgen debido a otros factores más profundos o personales, como es la agresión, que también estudiaremos. 

En la tercera acepción se habla de apuro o situación desesperada. Se suele considerar el conflicto como algo negativo y lo es, en cuanto que suele ser una situación tensa y de difícil salida o solución. Pero, como veremos, puede haber conflictos positivos y negativos. Por tanto, el conflicto es una situación apurada y normalmente de difícil salida, pero no tiene por qué ser necesariamente una situación desgraciada. 

Si nos fijamos en la cuarta y sexta acepción, ya que la quinta está en desuso o sería asimilable a las primeras, vemos que la primera de ellas se refiere a problema, cues­tión o materia de discusión, por lo que nos puede servir para el concepto de con­flicto. La sexta acepción distingue entre conflicto psicológico o interno o intrapersonal y la expresión usual conflicto colectivo. Podemos definir el conflicto de una manera general como desacuerdos entre perso­nas o dentro de una misma.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Milagros -

Buenos comentarios y creo que si te esfuerzas un poco más aún pueden tener más profundidad.
Me sugiere lo que has escrito el crecimiento que conlleva ya no la resolución del conflicto, que puede o no darse, simplmente la afrontación ya requiere tal esfuerzo que te hace crecer
Milagros
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres